Primeros viajes y proyectos

Entre 1989 y 1996 Santos Toledano realizó varios viajes para transportar desde Europa medicinas, alimentos y aportaciones en especie o económicas que hacía llegar a las poblaciones más desfavorecidas.

Comenzó una estrecha colaboración con la misión de las Carmelitas de la Enseñanza en el pueblo de Guerra, en el sudeste de República Dominicana, donde puso en marcha un proyecto de educación y nutrición para 550 niños.

En 1996 se fleta un autobús desde España a República Dominicana destinado al trasporte escolar de la probación infantil.

1998 De la mano de Iberia y de otras empresas, la Fundación Santos Toledano  transporta ayuda humanitaria para la reconstrucción de la zona dañada por el Huracán George en  República Dominicana.

En 1999 aterrizamos en Perú donde comenzamos a trabajar, apoyando un proyecto educativo en Iquitos, y después empezamos en Pachacutec

Contacto con un grupo de misioneros que llevaban veintisiete años realizando proyectos humanitarios en Perú, con grandes logros.

2000 La Fundación Santos Toledano contribuye a la formación de jóvenes y de personas en riesgo de exclusión social en Iquitos, Perú, con la construcción de un local comunal que facilita medios básicos.